Del Litoral al mundo, un éxito rotundo

 

Concluyó con bombos y platillos una nueva edición del Mundial Juvenil de Rugby, celebrado en Santa Fe y Rosario. Más de 40 mil espectadores vibraron con las alternativas del certamen en las canchas de CRAI, Old Resian y el Hipódromo rosarino. Para World Rugby, el certamen rompió récords de audiencia. Una vez más, el legado de la competencia quedará marcado a fuego en la región y el país.

Tal como sucedió en 2010, el World Rugby U20 Championship culminó con pleno suceso en el Litoral argentino. Santa Fe y Rosario volvieron a brillar. Es que las sedes del Club de Rugby Ateneo Inmaculada, el Old Resian Club y el Hipódromo rosarino se vistieron de gala para recibir a más de 40 mil espectadores que vibraron con los 30 partidos disputados por las estrellas de futuro de las 12 naciones que compitieron.

Las cinco jornadas disputadas contaron con más de 100 trabajadores de prensa acreditados de distintos lugares del país y del mundo, que se llevaron una valiosa imagen de la región.

Sir Bill Beaumont, el Presidente de World Rugby, manifestó sus sensaciones al referirse al campeonato que catalogó como “uno de los mejores torneos desarrollados”, haciendo hincapié en la faz deportiva, en el color y en lo estrictamente organizacional, un ítem que posiciona a Argentina de la mejor manera para recibir a futuro eventos de real envergadura.

Francia retuvo el título en un Mundial que concluyó sin invictos y que tuvo al sanjuanino Juan Pablo Castro erigido como el mejor de la cita.

“La Unión Argentina de Rugby fue anfitriona de un campeonato fantástico. Quiero agradecer a Marcelo Rodríguez, a mi amigo Agustín Pichot y al equipo de la UAR por organizar un evento sobresaliente para equipos y simpatizantes. Claramente ha elevado el nivel del U20 Championship como una propuesta interesante para los simpatizantes de todo el mundo”, indicó el directivo inglés.

 

EN NÚMEROS

 

La cobertura televisiva del World Rugby U20 Championship Argentina 2019 llegó a 85 naciones y en Francia, 4,6 millones de espectadores vieron el torneo.

A lo largo del torneo se registró una importante audiencia digital con más de 44 millones de vistas de video en las plataformas sociales de World Rugby, lo que implicó un incremento del 5% respecto al 2018. El try del pilar tucumano Thomas Gallo ante Francia, fue el video más visto del certamen, con más de 650 mil visualizaciones.

En tanto, la cobertura del Mundial Juvenil en español marcó un hito en Sudamérica, con más de 630 posteos en los canales de World Rugby y Argentina estuvo al tope de la discusión digital con 12% de la conversación y del ranking en las cuatro locaciones globales utilizando el hashtag #WorldRugbyU20s.

En cuanto a las estadísticas deportivas, el torneo dejó un saldo de 1.644 puntos anotados, 219 tries apoyados y 72 penales marcados. Hubo 159 conversiones y un drop.

Desde lo individual, el inglés Josh Hodge fue el goleador del Mundial, con 63 puntos, seguido por el francés Louis Carbonel (52), el galés Cai Evans (46) y el apertura de Los Pumitas, Joaquín de la Vega Mendía (45). Mientras que el escocés Ewan Ashman fue el tryman del torneo con siete conquistas.

A nivel colectivo, Inglaterra fue el equipo que más puntos marcó (181) y Nueva Zelanda el que más tries apoyó (24).

En tanto, en la historia quedó el medio scrum argentino Gonzalo García, quien con 15 partidos en mundiales juveniles, se posicionó como el jugador de mayor cantidad de presencias en la historia del torneo. Asimismo, nadie logró batir el récord del rosarino Patricio Fernández, quien con 155 puntos continúa siendo el máximo goleador en mundiales juveniles.

Por su parte, el World Rugby U20 Championship ofreció una muestra de la creciente popularidad del deporte tanto en Argentina como Sudamérica, ya que la región sigue creciendo a pasos agigantados y ya cuenta con más de 680 mil jugadores en el continente. En el país, son 121 mil los jugadores registrados.

“Estoy orgulloso de haber disfrutado de un torneo tan increíble en mi país. Desde la pasión y emoción de los simpatizantes que se acercaron a ver los partidos, a la cálida bienvenida ofrecida a los equipos en las ciudades sedes de Rosario y Santa Fe; fue una alegría ser parte de esto. El rugby tiene un importante lugar en la comunidad argentina como demostró este torneo; con el crecimiento veloz de la disciplina tanto aquí como en la región. El futuro es promisorio”, indicó el ex capitán de Los Pumas y vicepresidente de World Rugby, Agustín Pichot

LA HUELLA DEL MUNDIAL

Recibir un acontecimiento de tamaña relevancia, trae consigo innumerables beneficios para el país y la región. No solo en lo deportivo, mediante la difusión de la disciplina y las mejoras en los clubes, sino también en el aspecto turístico, económico, social y cultural.

Al recibir personas de todas partes del mundo, la región se moviliza en materia gastronómica, hotelera, en el transporte y otros aspectos.

Poner en sintonía la campaña mundialista conllevó la creación de más de mil puestos de trabajo y para llegar a punto con las exigencias y requerimientos de homologación en los estadios por parte de World Rugby, desde el Comité Organizador hubo que trabajar sobre las diferentes sedes del certamen.

El Hipódromo del Parque Independencia –epicentro de la final de la competencia– prevé una capacidad para algo más de 6.000 espectadores. El reducto contó en su óvalo central con un área de juego de 100 metros de largo por 68 de ancho, con un césped artificial de siete centímetros, que contiene arena con granulometría específica y caucho molido. Además, posee un sistema de drenaje de cuatro cortes, lo que permite que un partido pueda disputarse aunque lluevan 100 milímetros. También se construyeron vestuarios, áreas de prensa y salas administrativas, así como un túnel subterráneo de 80 metros que conectó el exterior con el campo.

En la sede del CRAI fueron realizadas una serie de tareas específicas que engalanaron aún más el predio ubicado a la vera de la autopista Santa Fe-Rosario. Entre otras, se emplazó por un lado la tribuna oeste, un gigante de hormigón de 24 metros de longitud por ocho de amplitud disponible en esta ocasión para 250 butacas, cabinas de transmisión y salas médicas. Mientras que por otra parte, fueron edificados nuevos vestuarios y diferentes áreas, al tiempo armaron tribunas de tipo tubular para albergar con comodidad a unas 3.5000 personas.

En tanto en el Old Resian Club, el campo de juego se desplazó tres metros hacia el oeste para permitir más espacio para las gradas.

En cuanto al suelo, se realizó la siembra tanto de la cancha principal donde tuvieron lugar los encuentros de la fecha 4 como también de la cancha número dos, donde entrenaron Los Pumitas y se vivió el desenlace de juegos. Además fueron reemplazados los postes por haches de mayor longitud, se edificó un nuevo cerco perimetral y se refaccionaron los sectores para la prensa, se ampliaron los vestuarios de acuerdo a los requerimientos y exigencias de World Rugby y se adicionaron las salas para el control del dopaje, la sala médica y los cambiadores para los referees.

UN LEGADO IMBORRABLE

Uno de los requisitos de World Rugby es que el Mundial exceda lo estrictamente deportivo y en este sentido, su mensaje es fundamental. El legado, la infraestructura y el impacto económico, son tres puntos clave en la existencia de lo que dejará el torneo tras su disputa.

Lograr que más chicos jueguen y se vinculen con el rugby, es uno de los mayores anhelos y en ese marco, la realización del Mundial Juvenil es posible debido al trabajo mancomunado de entidades comprometidas.

La realización del Mundial Juvenil fue posible debido al trabajo mancomunado de los clubes, el gobierno provincial, las uniones de Rosario y Santa Fe, la UAR, Santa Fe Producciones y gracias a las empresas que apoyaron la iniciativa.

En pos de alcanzar los objetivos trazados en cuanto al legado se refiere, desde la organización se llevaron adelante a partir de marzo distintas acciones incluso, en un trabajo que se emplazó a lo largo y ancho de la región, trascendiendo incluso las fronteras santafesinas.

En tanto, la última semana del certamen, el plantel neozelandés visitó la Unidad Penal Nº 6 de Rosario. En el lugar, parte del conjunto oceánico brindó una práctica y trasladó su mensaje a los internos. La propuesta tuvo como fin vincular a los reclusos con el deporte y trabajar a la par la práctica de distintos valores que promueve el rugby, tales como el respeto y la igualdad.

El 5 de junio, en el marco del día del medio ambiente, representantes del seleccionado fijiano realizaron una plantación de árboles en el Parque de la Constitución Nacional de Santa Fe, junto a alumnos de 46 establecimientos educativos que se sumaron a una campaña interescolar de sustentabilidad ambiental.

En tanto, distintos staffs de otros combinados optaron por brindarles entrenamientos a diversos clubes de la región, dictar charlas o desarrollar prácticas abiertas.

Una vez más, el Mundial Juvenil tuvo un antes, durante y un después exitoso. Los guarismos y las sensaciones de la gente, hablan a las claras de la exitosa realización, dando cuenta a su vez, que la región y el país, volvieron a estar a la altura de la circunstancia y con perspectivas de poder continuar por la misma senda.